Mostrando entradas con la etiqueta SANTA CATALINA DE SIENA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SANTA CATALINA DE SIENA. Mostrar todas las entradas

viernes, 20 de abril de 2018

NOVENA A SANTA CATALINA DE SIENA, DEL 20 AL 28 ABRIL

Novena a Santa Catalina de Siena
Oraciones para cada día de la novena, la puedes hacer tantas veces desees, de manera especial los días previos a la festividad
 (20 al 28 de abril)


Por: n/a | Fuente: SantaCatalinagdl.es.tl 




ORACIÓN INICIAL PARA TODOS LOS DÍAS

En el Nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Señor Dios Nuestro, que diste a Santa Catalina de Siena el don de entregarse con amor a la contemplación de la pasión de Cristo y al servicio de la Iglesia, haz que, por su intercesión, el pueblo cristiano viva siempre unido al misterio de Cristo, para que pueda rebosar de gozo cuando se manifieste su gloria. Te lo pedimos por Nuestro Señor Jesucristo, tu hijo. Amén.

Proseguir con las lecturas y oraciones correspondientes a cada día


ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
Escucha Señor nuestras plegarias y concede a los que celebramos la Fiesta de Santa Catalina de Siena, Virgen, crecer siempre en tu amor y perseverar hasta el fin. Por Nuestro Señor Jesucristo tu hijo que contigo vive y reina, por los siglos de los siglos. Amén.



PRIMER DÍA

LECTURA: Tomada de la vida de Santa Catalina.

DEVOCIÓN DE SANTA CATALINA A LA VIRGEN MARÍA

Santa Catalina amaba mucho a la Santísima Virgen; desde los 5 años había aprendido a rezar el Ave María, y la repetía muchas veces subiendo y bajando las escaleras de su casa, arrodillándose a cada escalón. Ella, era una niña alegre, viva y graciosa; su madre, tuvo siempre un gran apego hacia ella, y de hecho intentó de muchas maneras poner obstáculos a su deseo de consagración a Dios. Cuando Catalina deseaba estar a solas para orar y encontrarse con Dios, en todo parecía que volaba, haciendo todas las cosas como un rayo; su mamá se quedaba asombrada y espantada al ver aquella extraordinaria rapidez.

Catalina se entregaba y respondía cada día a la gracia de Dios, y Él cada vez la llenaba de mayores gracias.

REZO DEL SANTO ROSARIO

(Se rezan los misterios que toquen ese día y las letanías, al finalizar se lee lo siguiente)

COMPROMISO DE ESTE DÍA:

Como Jesús y a ejemplo de Santa Catalina, debemos tener dedicación, fervor y celo por hacer la voluntad de nuestro Padre Dios y lo que nos una más a Él.

Rezar la oración final para todos los días.




SEGUNDO DÍA


LECTURA: Tomada de la vida de Santa Catalina.

LA PRIMERA GRACIA MÍSTICA DE SANTA CATALINA.

Santa Catalina a la edad de 6 años tiene su primera visión. Esto sucedió mientras iba a la casa de su hermana Buenaventura, en compañía de su hermanito Esteban.

Catalina vio suspendido en lo alto del techo de la Iglesia de Santo Domingo, un trono bellísimo en donde estaba sentado el Señor Jesús revestido con los ornamentos pontificales y con la mitra en la cabeza. Estaban con Él San Pedro, San Pablo y el evangelista Juan.

Catalina quedó como clavada en el suelo, con la vista fija en el Señor. Jesús con una mirada llena de majestad y dulzura le sonrió y levantando la mano derecha, bendijo a Catalina haciendo la señal de la cruz sobre ella.

Esteban creyendo que su hermana venía con él, siguió caminando; cuando volteó, vio a Catalina con los ojos fijos en lo alto, la llamó muchas veces y como Catalina no se movía, Esteban la estremeció con fuerza gritándole. Ella volviendo de su éxtasis respondió: "Si tú vieras lo que yo veo, no me quitarías así de esta visión, ni por todo el oro del mundo". Dicho esto, Catalina vio nuevamente hacia arriba, pero la visión había desaparecido.

REZO DEL SANTO ROSARIO

(Se rezan los misterios que toquen ese día y las letanías, al finalizar se lee lo siguiente)

COMPROMISO DE ESTE DÍA:

Santa Catalina nos demuestra, cómo el alma siempre se goza en la presencia de Dios; a ejemplo de Santa Catalina debemos buscarlo en cada momento de la vida.

Rezar la oración final para todos los días.



TERCER DÍA


LECTURA: Tomada de la vida de Santa Catalina.

UNA PALOMA SOBRE LA CABEZA DE SANTA CATALINA

Catalina ocupaba todo su tiempo en la oración y en ayudar al prójimo. Para distraerla de esta actividad y atraerla a las cosas del mundo, sus papás y hermanos la obligaron a hacer los trabajos más humildes para que estuviera siempre ocupada en el trabajo, sin tener tiempo para rezar. Decidieron que no estaría sola en un cuarto donde pudiera cultivar su oración con Dios.

La Santa no abandonó sus propósitos; al contrario, intensificó su unión con Dios, pensando en servirle a Él, a la Virgen, y a los Apóstoles, en su papá, en su mamá y en sus hermanos.

Un día, mientras su papá, Santiago, buscaba a su hijita, la encontró en el cuarto de su hermano, el más chico, arrodillada rezando en un rinconcito. Una paloma blanca como la nieve, estaba posada sobre su cabeza. Su papá se convenció de que Catalina no era movida por ligereza, sino por el Espíritu Santo, y ordenó a todos que no le impidieran más la oración, y dijo "Dejémosla que sirva a su Esposo libremente, a fin de que interceda por nosotros".

REZO DEL SANTO ROSARIO

(Se rezan los misterios que toquen ese día y las letanías, al finalizar se lee lo siguiente)

COMPROMISO DE ESTE DÍA:

Santa Catalina nos demuestra cómo el alma siempre se goza en la presencia de Dios; a ejemplo de Santa Catalina debemos buscarlo en cada momento de la vida.

Rezar la oración final para todos los días.



CUARTO DÍA


LECTURA: Tomada de la vida de Santa Catalina.

TENTACIONES Y LUCHA DE SANTA CATALINA CONTRA LOS DEMONIOS

Queriendo imitar a Santo Domingo, Catalina se flagelaba con una cadena de hierro tres veces al día; una por ella, otra por los vivos y la tercera por los muertos.

Los demonios, enemigos espirituales del alma, la tentaban seguido con pensamientos, sueños, o figuras obscenas. Catalina entristecía al punto de sentirse abandonada por el Señor, y aún con todo esto, la Santa no dejaba de rezar y hacer penitencia, sabiendo que con estas armas, podía vencer al enemigo.

Catalina había pedido al Señor que le diera el don de fortaleza, y sabía que para obtenerlo, sería necesario soportar con ánimo las tentaciones. Un día, a uno de los demonios que la amenazaba con perseguirla para toda la vida, la Santa le dijo: "En mi vida, he elegido los dolores, y no me será difícil soportar éstos, junto con otras persecuciones en el nombre de Jesús, hasta que Dios lo permita. Y ésta será mi alegría".

Con esta respuesta, la legión de demonios que la tentaban, salieron huyendo, y una gran luz iluminó la recámara; en la luz estaba Jesús crucificado y sangrando; la llamó y le dijo: "Hija mía Catalina, tanto he sufrido yo por ti, no te apenes al sufrir tú por mí".

REZO DEL SANTO ROSARIO

(Se rezan los misterios que toquen ese día y las letanías, al finalizar se lee lo siguiente)

COMPROMISO DE ESTE DÍA:

Cuando un alma se fortalece en la oración, buscando la unión con Dios, tendrá tentaciones, pero saldrá victoriosa en su amor por Dios; esto es lo que nos muestra Santa Catalina, que imitó a Cristo en sus tentaciones.

Rezar la oración final para todos los días.



QUINTO DÍA


LECTURA: Tomada de la vida de Santa Catalina.

MATRIMONIO ESPIRITUAL

En los días de carnaval, mientras la familia de Catalina hacía fiesta, la Santa buscaba complacer a su esposo eterno con ayunos y oraciones.

Uno de estos días, Jesús se le apareció y le dijo: "Ahora que los tuyos se divierten en fiestas mundanas, yo quiero celebrar con tu alma la fiesta nupcial, y como te prometí, te recibo como mi esposa en la fe".

No había terminado de hablar Jesús cuando apareció la Virgen María, San Juan Evangelista, San Pablo, Santo Domingo, y el Rey David. Mientras David tocaba el arpa, la Virgen María tomó la mano de Catalina dándosela a Jesús, invitándolo a recibirla como esposa en la fe. El Hijo de Dios, diciendo que sí, con su mano derecha, puso en el dedo de Catalina un anillo de oro con cuatro perlas incrustadas, y en medio un maravilloso diamante. La visión desapareció, pero el anillo permaneció para siempre en el dedo de Catalina, visible sólo para ella.

REZO DEL SANTO ROSARIO

(Se rezan los misterios que toquen ese día y las letanías, al finalizar se lee lo siguiente)

COMPROMISO DE ESTE DÍA:

Cristo es cabeza, fortaleza y base de todos los bautizados, es decir, de la Iglesia, que es su esposa mística. Y como buen esposo, Cristo está pendiente de las necesidades de la Iglesia.

Maridos, amen a sus esposas, como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella; santificándola en la palabra y el bautismo de agua. Del mismo modo, las esposas deben amar a sus maridos.

Rezar la oración final para todos los días.



SEXTO DÍA


LECTURA: Tomada de la vida de Santa Catalina.

EL ALMA CARITATIVA DE SANTA CATALINA

Sabiendo Santa Catalina que nada es más agradable a los ojos de Dios que la caridad con el prójimo, socorrió a los necesitados con todas sus fuerzas.

Había obtenido de su padre el consentimiento para dar a los pobres limosnas según sus necesidades.

Un día bajaba de la capilla de las Hermanas Terciarias de Santo Domingo y se le apareció el Señor en la imagen de un joven medio desnudo, pobre y peregrino, que le pidió algo para vestirse; ella regresó a la capilla, y se quitó con prudencia y modestia la túnica sin mangas que tenía debajo del hábito, para cubrirse del frío, y se la dio con alegría. Él le pidió después algo de lino para cubrirse del frío; la Santa, con gusto le dio lo que le pedía. Esa noche, mientras rezaba, se le apareció Jesús, con el aspecto de aquel joven pobre y le dio a Catalina un vestido color sangre, diciéndole que era signo y escudo del vestido glorioso con el que un día sería vestida en el cielo.

Otro día, mientras buscaba pan para sus pobres, pidió masa regalada a una amiga suya; milagrosamente, los panes que con esta masa horneó para sus pobres, se multiplicaron.

REZO DEL SANTO ROSARIO

(Se rezan los misterios que toquen ese día y las letanías, al finalizar se lee lo siguiente)

COMPROMISO DE ESTE DÍA:

La caridad y el servicio a nuestros hermanos como Santa Catalina lo vivió, es signo del amor a Dios. La Santa nos invita con estas actitudes, a amar al prójimo, como Jesús lo manda.

Rezar la oración final para todos los días.



SÉPTIMO DÍA


LECTURA: Tomada de la vida de Santa Catalina.

PRODIGIOS QUE DIOS HIZO POR INTERCESIÓN DE SANTA CATALINA

Entre las muchas curaciones milagrosas que Santa Catalina realizó, de las más sobresalientes fue la sanación de un niño desfigurado por una enfermedad. Santa Catalina lo tomó de la mano, haciendo oración por él, y lo devolvió sano a los brazos de su mamá.

En otra ocasión, Santa Catalina cura a una mujer muy devota de la Santa, que cayó sobre unos escombros desde una gran altura, teniendo múltiples fracturas. Catalina, pasó sus manos sobre la mujer, sanándola.

Otra gran señal prodigiosa que el Señor hizo en favor de Santa Catalina, fue sin duda, el resucitar a su mamá, la que había muerto tras una penosa enfermedad, sin confesarse, ni aceptar la voluntad de Dios.

Catalina, triste ante esta realidad, le dijo al Señor: "Mientras tenga vida no me moveré de aquí hasta que me devuelvas viva a mi mamá". Los presentes pudieron ver como el cuerpo de Lappa volvió a la vida, y vivió hasta los 89 años de edad como firme discípula de su hija.

Catalina procuraba tener gran paciencia, caridad y delicadeza al atender a los enfermos. Un día, mientras atendía a la hermana Andrea, Catalina se castigó a sí misma por esa actitud; bebió el agua con la que había lavado la herida de Andrea, en completa humildad.

REZO DEL SANTO ROSARIO

(Se rezan los misterios que toquen ese día y las letanías, al finalizar se lee lo siguiente)

COMPROMISO DE ESTE DÍA:

Dios no se limita a contemplar nuestro sufrimiento, y hace algo para remediarlo al compadecerse del hombre. Se hace uno con él; en algunas ocasiones como es el caso de Santa Catalina, Dios se hace presente en el servicio hacia los hermanos, que es también el servicio a Dios entre nosotros.

Rezar la oración final para todos los días.



OCTAVO DÍA


LECTURA: Tomada de la vida de Santa Catalina

SANTA CATALINA, FIEL IMITADORA DE CRISTO

Calumniada Santa Catalina acerca de su virginidad, lloraba y rezaba pidiendo al Señor que no permitiera que fuera ofuscado el candor de su esposa; entonces se le apareció el Señor Jesús, que tenía en una mano una corona de oro adornada con piedras preciosas y en la otra una diadema de espinas, y le dijo: "Escoge pues, la que más te guste: el ser coronada con la corona de espinas, y yo te guardaré la otra para la vida que no tiene fin. O el recibir ahora esta preciosa, y después de la muerte te quedaría aquella de espinas; escoge".

Catalina tomó rápidamente la corona de espinas para parecerse más perfectamente a su divino esposo, y la puso con tanta fuerza en su cabeza, que las espinas se le clavaron.

Una de las vivencias que tuvo Santa Catalina, sin duda, mas parecidas a su amadísimo esposo, fue la impresión de los estigmas de Cristo en la Santa.

Esto sucedió mientras Santa Catalina rezaba en la Iglesia de Santa Cristina, frente a un crucifijo y elevada en éxtasis. Catalina vio al Señor crucificado, dirigirse a ella en una gran luz. De las llagas de Cristo, salían 5 rayos sangrientos que se dirigían a las manos y pies de Santa Catalina. Comprendiendo ella lo que sucedía, le pidió al Señor que las llagas no fueran externas; pasado ésto, la envolvió en una gran luz, y fue tanto el dolor que le causó, que Catalina pensó que se moría, al no ser por que el Señor la sostuvo.

REZO DEL SANTO ROSARIO

(Se rezan los misterios que toquen ese día y las letanías, al finalizar se lee lo siguiente)

COMPROMISO DE ESTE DÍA:

Cristo nos invita a cada momento de nuestra vida, a ser perfectos como Nuestro Padre que está en los cielos. Santa Catalina imitó fielmente a Cristo, que es camino para llegar al Padre; tratemos de hacer lo que Cristo nos pida.

Rezar la oración final para todos los días.



NOVENO DÍA


LECTURA: Tomada de la vida de Santa Catalina.

MUERTE DE SANTA CATALINA

Consumida por los sufrimientos, y próxima a morir, Santa Catalina llamó a todos sus hijos espirituales y les dijo: "Tengan por seguro que yo he dado mi vida por la Santa Iglesia, y esto lo creo por una gracia excepcional que me ha dado el Señor".

Pidió perdón a todos por sus faltas, se confesó, recibió la Eucaristía y la Unción de los enfermos, muriendo a la edad de 33 años, el 29 de abril de 1380.

Sus últimas palabras fueron: "Padre, en tus manos encomiendo mi alma".

El Papa Pío ll, la canoniza en 1461, el Papa Pío Xll la declaró patrona de Italia en 1939, y el 4 de octubre de 1970, el Papa Pablo Vl la elevó, junto con Santa Teresa de Ávila, a la dignidad de "Doctora de la Iglesia".

REZO DEL SANTO ROSARIO

(Se rezan los misterios que toquen ese día y las letanías, al finalizar se lee lo siguiente)

COMPROMISO DE ESTE DÍA:

El camino hacia la perfección en Cristo Jesús no es fácil, pero al llegar ante la presencia del Señor, Santa Catalina nos muestra que vale la pena dejar todo por serle fiel a Dios.

Rezar la oración final para todos los días.

viernes, 29 de abril de 2016

ESTAMPA CON ORACIÓN A SANTA CATALINA DE SIENA, 29 DE ABRIL


HOY ES LA FIESTA DE SANTA CATALINA DE SIENA: DE ANALFABETA A DOCTORA DE LA IGLESIA, 29 DE ABRIL

Hoy es fiesta de Santa Catalina de Siena: De analfabeta a Doctora de la Iglesia
Por Abel Camasca

 (ACI).- “Si somos lo que debemos ser, prenderemos fuego al mundo entero”, decía Santa Catalina de Siena, Doctora de la Iglesia perteneciente a la tercera orden de Santo Domingo, gran defensora del Papado y proclamada Copatrona de Europa por San Juan Pablo II.

Santa Catalina nació en Siena (Italia) en 1347 en una familia de padres piadosos. Gustaba mucho de la oración, las cosas de Dios, y a los siete años hizo un voto privado de virginidad. Más adelante, su familia trató de persuadirla para que se casara, pero ella se mantuvo firme y sirvió generosamente a los pobres y enfermos.

A los 18 años recibió el hábito de la tercera orden de Santo Domingo, viviendo la espiritualidad dominica en el mundo secular y siendo la primera mujer soltera en ser admitida. Tuvo que superar muchas tentaciones del diablo que buscaban hacer que desistiera, pero ella seguía confiando en Dios.

En 1366, Santa Catalina vivió un “matrimonio místico”. Se encontraba en su habitación orando cuando vio a Cristo acompañado de su Madre y un cortejo celestial.


La Virgen tomó la mano de Catalina y la llevó hasta Cristo, quien le puso un anillo, la desposó consigo y le manifestó que ella estaba sustentada por una fe que podría superar todas las tentaciones. Después de ello, solamente Catalina podía ver el anillo.

Por aquel tiempo brotó una peste y la Santa siempre se mantuvo con los enfermos, los preparaba para la muerte y llegó incluso a enterrarlos ella misma con sus propias manos. Además, tenía el don de reconciliar hasta a los peores enemigos, más con sus oraciones a Dios que con sus palabras.

En esta época los Papas vivían en Avignon (Francia) y los romanos se quejaban de haber sido abandonados por sus Obispos, amenazando con realizar un cisma.

Gregorio XI hizo un voto secreto a Dios de regresar a Roma y al consultarle a Santa Catalina, ella le dijo: “Cumpla con su promesa hecha a Dios”. El Pontífice se quedó sorprendido porque no le había dicho del voto a nadie y más adelante el Santo Padre cumplió su promesa y volvió a la Ciudad Eterna.

Posteriormente, en el pontificado de Urbano VI, los cardenales se distanciaron del Papa por su temperamento y declararon nula su elección, designando a Clemente VII que fue a residir a Avignon. Santa Catalina envió cartas a los cardenales presionándolos para reconocer al auténtico Pontífice.

"Aunque era hija de artesanos y analfabeta por no haber tenido estudios ni instrucción, comprendió, sin embargo, las necesidades del mundo de su tiempo con tal inteligencia que superó con mucho los límites del lugar donde vivía, hasta el punto de extender su acción hacia toda la sociedad de los hombres; no había ya modo de detener su valentía, ni su ansia por la salvación de las almas", escribió de ella San Juan Pablo II en 1980 por el VI centenario de su muerte. 

La Santa también escribió a Urbano VI exhortándolo a llevar con temple y gozo los problemas, controlando el temperamento. Santa Catalina fue a Roma, a pedido del Papa, quien siguió sus instrucciones. La Santa también escribió a los reyes de Francia y Hungría para que dejen el cisma. Toda una muestra de la defensa del papado.

En otra ocasión Jesús se le vuelve a aparecer y le enseñó dos coronas, una de oro y otra de espinas, para que escoja. Ella le dijo: "Yo deseo, oh Señor, vivir aquí siempre conforme a tu pasión, y encontrar en el dolor y en el sufrimiento mi reposo y deleite". Luego tomó la corona de espinas y se la puso sobre la cabeza.

Santa Catalina murió el 29 de abril de 1380 en Roma con tan solo 33 años y de un ataque súbito. El Papa Pablo VI la nombró Doctora de la Iglesia en 1970 y fue proclamada Copatrona de Europa por San Juan Pablo II en 1999 junto a Santa Brígida de Suecia y Santa Teresa Benedicta de la Cruz. Su fiesta es cada 29 de abril.

miércoles, 29 de abril de 2015

IMÁGENES DE SANTA CATALINA DE SIENA, 29 DE ABRIL













ORACIÓN A SANTA CATALINA DE SIENA


ORACIÓN A SANTA CATALINA DE SIENA



¡Oh gloriosa virgen Catalina!, a medida que os consideramos reconocemos en vos a la Mujer Fuerte de los Libros Santos, el prodigio de vuestro siglo, la antorcha luminosa de la Iglesia, la criatura dotada de incomparables dones y que supo reunir las dulces y modestas virtudes de las vírgenes prudentes a la intrepidez y al valor de los héroes. Volved, os rogamos, desde el cielo, vuestros ojos sobre la barca de Pedro, agitada por la tempestad, y sobre su augusto jefe, que ora, vela, gime, exhorta, combate y espera. Mostrad hasta donde llega vuestro poder cerca de Dios, obteniéndonos a todos el celo para adelantar en las virtudes evangélicas, especialmente en la humildad, la prudencia, la paciencia, la bondad y la diligencia en la práctica de los deberes de nuestro estado.

Mantened la concordia de nuestra gran familia y convertid a la Fe a los incrédulos del mundo entero; obtened para nuestra patria la paz verdadera, es decir cristiana, para nuestra Santa Madre la Iglesia el triunfo completo sobre el mal, por la Verdad, el sacrificio y la caridad. Amén.

SANTA CATALINA DE SIENA, DOCTORA DE LA IGLESIA, 29 DE ABRIL


Catalina de Siena, Santa
    Doctora de la Iglesia, Abril 29
Por: P. Ángel Amo | Fuente: Catholic.net




Virgen y Doctora de la Iglesia
Patrona de Italia y de Europa

Martirologio Romano: Memoria de santa Catalina de Siena, virgen y doctora de la Iglesia, que habiendo entrado en las Hermanas de la Penitencia de Santo Domingo, deseosa de conocer a Dios en sí misma y a sí misma en Dios, se esforzó en asemejarse a Cristo crucificado y trabajó también enérgica e incansablemente por la paz, para que el Romano Pontífice regresara a la Urbe y por la unidad de la Iglesia, dejando espléndidos documentos llenos de doctrina espiritual (1380).

Etimológicamente: Aquella que es pura y casta, es de origen griego.

Lo que más maravilla en la vida de Santa Catalina de Siena no es tanto el papel insólito que desempeñó en la historia de su tiempo, sino el modo exquisitamente femenino con que lo desempeñó. Al Papa, a quien ella llamaba con el nombre de “dulce Cristo en la tierra”, le reprochaba la poca valentía y lo invitaba a dejar Aviñón y regresar a Roma, con palabras humanísimas como éstas: “¡Animo, virilmente, Padre! Que yo le digo que no hay que temblar”. A un joven condenado a muerte y a quien ella había acompañado hasta el patíbulo, le dijo en el último instante: “¡a las bodas, dulce hermano mío! que pronto estarás en la vida duradera”. 

Pero la voz sumisa de la mujer cambiaba de tono y se traducía frecuentemente en ese “yo quiero” que no admitía tergiversaciones cuando entraba en juego el bien de la Iglesia y la concordia de los ciudadanos. 

Catalina nació en Siena (Italia) el 25 de marzo de 1347 y era la vigésimo cuarta hija de Santiago y Lapa Benincasa. A los quince años entró a la Tercera Orden de Santo Domingo, comenzando una vida de penitencia muy rigurosa. Para vencer la repugnancia hacia un leproso maloliente, se inclinó y le besó las llagas. A los diecinueve años (1366) celebró su místico matrimonio con Cristo. Esto no se debió a fantasías juveniles, sino que era el comienzo de una extraordinaria experiencia mística, como se pudo comprobar después.

Como no sabía leer ni escribir, comenzó a decir a varios amanuenses sus cartas, afligidas y sabias, dirigidas a Papas, reyes, jefes y a humilde gente del pueblo. Su valiente compromiso social y político suscitó no pocas perplejidades entre sus mismos superiores y tuvo que presentarse ante el capítulo general de los dominicos, que se celebró en Florencia en mayo de 1377, para explicar su conducta. 

En Siena, en el recogimiento de su celda, dictó el “Diálogo sobre la Divina Providencia” para tributar a Dios su último canto de amor. En los comienzos del gran cisma aceptó el llamamiento de Urbano VI para que fuera a Roma. Aquí se enfermó y murió rodeada de sus muchos discípulos a quienes recomendó que se amaran unos a otros. Era el 29 de abril de 1380: hacía un mes que había cumplido 33 años. 

Fue canonizada el 29 de abril de 1461. En 1939 fue declarada patrona de Italia junto con San Francisco de Asís, y el 4 de octubre de 1970 Pablo VI la proclamó doctora de la Iglesia, y el 1 de Octubre de 1999 S.S. Juan Pablo II la declaró Patrona de Europa.

Además Santa Catalina tiene los siguientes patronatos:
° contra los incendios;
° contra los males corporales;
° contra la enfermedad;
° contra los abortos involuntarios;
° contra las tentaciones;
° Allentown, Pennsylvania;
° para la prevención de incendios;
° de los bomberos;
° de las enfermeras;
° de las personas ridiculizadas por su piedad;
° de los enfermos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...